jueves, 23 de julio de 2015

Apuntes viajeros: Alcudia (ii)



Este día nos subimos por primera vez en el trenecito que va por el pueblo y que está siempre lleno de guiris. Digo "primera vez" porque en los días siguientes volvimos a subir dos veces más (!). Yo les tengo un poco de manía a estos trenes desde la época de universidad cuando, en plena temporada de exámenes, pasaba cada 15 minutos el trenecito de Salamanca por debajo de mi ventana tocando la campana y con el altavoz a todo trapo. Pero a Víctor le flipan los trenes así que ahí subimos a sudar la gota gorda como campeones. Eso sí, las veces sucesivas escogimos mejores asientos que esta primera...

Aunque habíamos decidido ir en modo "slow vacacion" y no agobiarnos con hacer turismo porque Víctor aún es pequeño y culo de mal asiento, decidimos visitar al menos la ciudad de Alcudia que está a un par de kilómetros de la playa donde nos alojábamos. Llegamos después de casi morir achicharrados de calor en el autobús municipal junto con otros tropemil guiris y, aunque la ciudad es muy chula, la visita fue breve. Víctor estaba cansado y totalmente a otro rollo así que acabamos todos discutiendo y medio enfadados. Un infierno... Papabolas y yo decidimos después de esto que lo mejor era el plan playa-piscina original de nuestra "slow vacation" si no queríamos acabar los tres de los nervios.

Alcudia es una ciudad amurallada muy bonita de casitas bajas, callejuelas y un aire muy mediterráneo que nos recordó mucho a la zona de Puglia (sur de Italia) que es preciosa.

No os fiéis de lo bucólica y lalalá que parece la primera foto del padre y el hijo paseando de la mano. Es engañifa total. Papabolas iba con cara de cabreo supino y Victor medio llorando (así como nuestras caras en el dibujo). La verdad es que ahora nos da un poco risa recordarlo pero entonces no tanto...

Luego por la noche cometí un clásico fallo de madre entusiasta. El día anterior Víctor, que para estas cosas es un poco cagueta, se quiso subir por primera vez en unos cochecitos de feria como los que a mí me encantaban de pequeña. Eso me llevó a dar por hecho que a él le gustaban tanto como a mí (¡error!), me dejé llevar por la emoción y le compré de golpe cuatro fichas para la siguiente noche. Pero...
Así hasta el último día así que terminamos regalando las fichas a unos ingleses que casi nos hacen la ola. Una cruz más marcada en el decálogo de "Típicas cosas de madre que dije que nunca haría" ¡ja!

¡Hasta el siguiente post! :)

***********
More holiday moments: taking the trackless tourist train repeatedly, visiting Alcudia (though this was not quite an experience to remember), and making a typical-mother mistake when I transferred my own enthusiasm as a child for the funfair scalextric to him and got him four (rather pricey) tickets only to realise later he really did not want to go on it because he was still a bit afraid :S

31 comentarios:

  1. Un autobuspierdekilos!!! Estoy segura que si lo ve Akane tenemos que montar si o sí.

    A mi me cuesta cambiar el chip a 'vacaciones de toalla sin mas'. Me encanta hacer turismo, visitar las ciudades en las que veraneamos... y con la peque es imposible. No nos da cobertura. Habrá que tener paciencia... ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son solo unos añitos hasta que les empiecen a interesar otra cosa. También depende del niño y del carácter que tenga, hay familias a las que las vacaciones "de turismo" les funcionan muy bien, pero a otras (nosotros mismos) a las que no así que hay que adaptarse.
      Un beso

      Eliminar
  2. Uy, creo que todo lo que has contado nos podria haber pasado a nosotros. Victor y Telmo se parecen mucho :-))
    Yo tengo pendiente montar a Telmo en el tranvia, que seguro que le flipa.
    Espero que hayais cargado pilas.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí. Yo quiero llevar a Victor al tren de la fresa aquí en Madrid en septiembre que es un tren antiguo de esos de madera que sacan en junio y en septiembre desde el museo del ferrocarril para ir hasta Aranjuez. Lo he visto pasar y mola mucho. Ya os contaré.
      La verdad que esta semana nos ha venido fenomenal, sí, hemos disfrutado bastante los tres :)
      Un beso

      Eliminar
  3. jajaja, me ha encantado lo de las fichas!! mi madre no me compraria 4 ni de coña. Ahora como abuela, seguro que compra hasta 8

    lo de las caras de enfado, no te preocupes, en todas las familias pasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja bueno, compramos cuatro con la idea de gastar una cada noche ¡qué ilusos!

      Eliminar
  4. Qué bueno! Lo de comerme el bono de 6 viajes en la feria también lo he vivido yo en mis carnes, y lo peor es que por 2 veces! que ya tiene delito caer dos veces...
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nos dejamos llevar por el entusiasmo, es así :)
      un beso

      Eliminar
  5. Jajajajaja, si es que nos emocionamos demasiado.
    Oye, estoy tan acostumbrda a veros como la familia "Bolas" que me parece impresionante lo que ha crecido tu hijo.
    Fdo: Irene MoRe en las sombras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja pero ¿por qué comentas desde la sombra, maja?
      sí que ha crecido, sí, es muy alto. yo veo las fotos y comparo y flipo también.
      un beso

      Eliminar
  6. Que guenisimo!!!! Las slow vacacion son lo único que hay que hacer con niños. Nosotros en Cádiz nosfuimos con Claudia, empezando a andar y a comer purés. A las 12 horas quería irme a mi casa, te lo juro, lloramos y todo.

    Este años somos uno mas y Claudia es una todo terreno, pero Serx es muy tranquilo, pero muy pejis para viajar, sitios nuevos etc, así que a ver que tal se da.

    El problema es que me he casado con una completista-maximizadora, y cuando nos dan un mapa de un sitio con numeritos... Hay que tacharlos todos...


    Este año me ha prometido slow vacation, a ver si cumple :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me creo lo de Cádiz.
      Yo soy la antítesis de las completista-maximizadora jajaja Está bien dejar cosas que ver para futuras ocasiones, o eso me parece a mí.
      Seguro que este año Claudia ayuda con Sergio, las hermanas mayores somos así ;)

      Eliminar
  7. Como mola el dibujo de tu trenecito. Nosotros a veces nos subimos en ellos, como el año pasado en Aranjuezara llevar mejor la visita con el calor, este año hemos visto uno casi en cada pueblo, pero nos hemos resistido. Eso sí, el de Estepona seguro que cae en cuanto vengan mis sobris, como el año pasado, jaja, con mis alumnos diciéndome adiós por todo el pueblo.

    ResponderEliminar
  8. En Aranjuez para llevar... Entre el iPad y el calor que hemos encontrado al llegar, que me tiene derretida la sesera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja pues lo de aranjuezara molaba mucho XD

      Eliminar
  9. Jajajaja, qué gracia me ha hecho esta segunda parte (que es la primera que leo). Nosotros también hemos caído alguna vez en lo del trenecito ¡pero no sabía la pega de ser los primeros, tomo nota!.
    Qué chulo que estudiases en Salamanca, me encanta esa ciudad.
    Lo de la foto da el pego totalmente, parece un paseo relajado padre-hijo.
    A mi con el tema ferias me ocurrió al revés. A mi de pequeña me daba canguelo y creí que a LittleAna le pasaría igual ¡qué va, a mi chica le van las emociones fuertes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera fila en el tren es el mal, mueres asfixiado...

      Eliminar
  10. Ay tus vacaciones me están dando miedo!! Nosotros de momento andamos de plan súper tranqui con los abuelos pero la idea es irse de camping y recorrerse media península en coche... No sé si sobreviviremos. Ganas de leer cómo acabara la cosa, si a Papabolas se le pasará el cabreo, cómo conseguirá Víctor engañaros para subir al trenecito, chan, chan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. síiiii, subimos tres veces (!)
      seguro que os va fenomenal en el viaje, mopito está ya muy viajado. luego nos haces la crónica también :)

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. De todo se aprende. Slow vacation a tope ahora :))

      Eliminar
  12. no pudiste usar tú los tickets? qué rancios los de los carritos! ù.ú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quería pero ya no cabía en ningún cochecito... u.u

      Eliminar
  13. ¡Te iba a preguntar lo mismo que Fran! Para la próxima ya sabes... más viajes en tren y menos cochecitos (:

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a la misma conclusión llegamos nosotros :))

      Eliminar
  14. Jajajja. Nos pasa lo mismo. No es la primera vez que tenemos que devolver unos tickets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué padres más incautos somos... :))

      Eliminar
  15. jajajaja me encantan tus posts, me rio un monton con los dibujos y con lo que cuentas!! el ultimo dibujo me ha matado jajajaja sobretodo lo de: no quiere montar!!

    un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fue así :) él habla de sí mismo mucho en tercera persona aún...
      gracias por pasarte, maja :***

      Eliminar
  16. He ido por orden en la lectura de tus posts vacacionales, pero me temo que no en los comentarios, empiezo por aquí. Lo de querer ir a ver algo y que el peque (en mi caso la) vaya a su rollo, se enfurruñe y tú te plantees qué carajo haces ahí, me suena. Y lo del cof cof cof del tubo de escape del tren también :) Espero que disfrutéis de las vacas, con ganas de seguir leyendo las aventuras de familybolas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para otra vez haznos un post para padres torpes donde cuentes estas cosas y así voy avisada al menos :))

      Eliminar