Thursday, 9 September 2010

Crónicas pekinesas: día 6

Vamos a ver el Palacio de Verano. Hay un calor pegajoso que nos hace sudar la gota gorda y nos deja cara de turistas agotadas. Los mosquitos se dan un festín a nuestra costa y avisan a todos los bichos del vecindario. En éstas estamos cuando, por segunda vez en lo que llevamos de viaje y para nuestro asombro, unas niñas chinas nos piden que nos hagamos una foto con ellas. A mí aún me sigue pareciendo sospechoso y, sobre todo, muy revelador del gusto estético chino, ejem.


6 comments:

  1. Creo que se porque puede ser... Es por las panochas, es lo realmente exotico de nuestras caras para los orientales

    ReplyDelete
  2. Y por que decir cheeese pudiendo decir chineeeeese

    ReplyDelete
  3. jajaja tienes toda la razón (en las dos cosas) :)

    ReplyDelete
  4. alli es que sois exoticas, con tanto chino.

    ReplyDelete
  5. Si es que vais provocando.... aaaaiiiissssss!!!

    ReplyDelete
  6. Ahora esas chinas tienen tu retrato y el de tu amiga para siempre, como un souvenir occidental, qué gracia.

    ReplyDelete