Monday, 12 October 2015

La honestidad brutal de los niños

El otro día, leyendo el cuento de Peppa Pig en el dentista, me olvidé por un momento de que los niños son brutalmente honestos...

Ahora no penséis que tengo los dientes de los orcos del Señor de los Anillos, aunque, efectivamente, se nota que están "usados" y no son tan blanquitos como los de Víctor...

Nota mental para la próxima vez: no preguntar. Y menos a Víctor.

*******
The other day I forgot for a moment that children are brutally honest...

33 comments:

  1. Malvados niños trolls :D

    En casa el cuento de Peppa va al dentista es un clásico de los que leemos casi a diario (cansancio!).

    Un besete!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pues no preguntes nada del color de los dientes y tal...

      Delete
  2. Jajajajaj, que cabrones son los niños a veces!! jajajaja

    ReplyDelete
    Replies
    1. pues sí, aunque la que metí la pata fui yo, me di cuenta enseguida XD

      Delete
  3. Jaja, mi hija es así mismo... y pasé esa misma experiencia de los dientes "amarillos". Fue súper gracioso y de momento me sentí traumatizada con es comentario. Pero, los nenes son así. Jeje. ¡Saludos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. sí, mejor no preguntar... jajaja

      Delete
  4. Jajajaja, totalmente de acuerdo... preguntas las justas. Hace no mucho le dijo Ana a una amiga nuestra: ¡Anda Marta, llevas los labios pintados! y la ingenua de Marta preguntó ¿te gusta?. Ana dijo ¡no! y siguió jugando :-D

    ReplyDelete
  5. Jajajaja, qué bueno!!! Te está bien empleado por preguntar! Besos guapa =)

    ReplyDelete
  6. Al contrario, cuando quieras (énfasis en querer claro) saber la verdad de algo y no "la verdaaaaad" sólo debes preguntarle al muchacho.

    Sin agobios, por otro lado, cuando abandonan el reino infantil y descubren el poder (porque es poder) de la mentira.

    ReplyDelete
    Replies
    1. eso es verdad, yo los prefiero así

      Delete
  7. Los dientes amarillos los tenemos mucha gente, aunque nos los lavemos!!
    Los niños se creerán que los anuncios de blanqueadores dentales son reales... jajaja!
    Besitos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. jajaja que no son amarillos, que son "blanco usado" (o algo así). lo que pasa que ponte tú a explicárselo a un niño de 3... jajaja

      Delete
  8. Quien pregunta lo que no debe escucha lo que no quiere. Y más con los niños! :D

    ReplyDelete
  9. Jajaja, me encanta, bendita esa inocencia de los niños. Un beso, maja

    ReplyDelete
    Replies
    1. a mí me gusta también
      un beso

      Delete
  10. xDDDD

    de aqui a nada te dirá el pantone exacto! ;)

    ReplyDelete
    Replies
    1. la diferencia entre blanco y no blanco la tenemos clara, eso me consta :))

      Delete
  11. Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad, jajajaja :P

    ReplyDelete
  12. Si es que nos emocionamos y no pensamos en las consecuencias, jajajajajaja

    ReplyDelete
    Replies
    1. pues sí, porque yo era todo por darle conversación, la verdad, ya ves qué tontería...

      Delete
  13. Jaaajajajajaja! La próxima vez hay que contar hasta diez antes de preguntar! Y me aplico el cuento! XD
    Muas!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ah, sí, pero me volverá a pasar, ya verás jajajaja

      Delete
  14. Me meo de la risa!!! Un crack Victor....

    ReplyDelete
    Replies
    1. Son así todos, yo creo. Pregúntale a Telmo, a ver qué te dice. O, bueno, mejor no XD

      Delete