Friday, 15 May 2009

El misterioso caso de la pieza azul

He estado desde ayer en plan Sherlock intentando averiguar de dónde era una pieza azul que (para mi horror) había aparecido suelta en el lavavajillas. Estaba tan intrigada/preocupada que consulté con mi Watson particular.


Dos horas después, en mi cocina:

Como suele pasar, la respuesta al enigma era más sencilla de lo que parecía. Menos mal que el lavavajillas estaba intacto, me da un telele si tengo que volver a la prehistoria del fregoteo manual...

Caso cerrado.

8 comments:

  1. Bien por el oráculo!
    Por cierto, el perillas está adquiriendo mucho protagonismo ultimamente. Para cuándo un spin-off??

    ReplyDelete
  2. ja, ja, ja
    buenísiiiiimo

    Suele pasar. No te digo nada de las cosas que se suelen encontrar en el filtro de susodicho aparato. Mejor no mirar.

    Bravo por watson y su perilla ramséssera!! y bravo por el nuevo formato de la página. Como curras Bego!!!!De donde sacas tiempo?

    Besos
    Jessi

    ReplyDelete
  3. no lo saco, se lo robo a otras cosas. este fin de semana en concreto a un trabajo de la uned megarrollo que tenía que hacer...
    me apunto lo del spin off :)

    ReplyDelete
  4. Que buena la historia detectivesca!
    elen

    ReplyDelete
  5. jajajaja una historia de misterios caseros que me tuvo en vilo e intrigada un día entero jajajaja

    ReplyDelete
  6. el spin-off a ver si se puede dedicar a esto de las begobolas full time , y voy pasando los guiones...

    ReplyDelete
  7. Vamos, que "la solución lleva gafas". Si es que estaba claro.

    ReplyDelete
  8. sí, parecido :) yo también me acordé de lo mismo jajajaja

    ReplyDelete