Wednesday, 27 May 2009

Los exámenes orales es lo que tienen

A veces sucede (pocas, menos mal) que los pobres alumnos se ponen tan nerviosos en los exámenes orales que provocan sin querer verdaderos expedientes x. Ayer me pasó que en un examen hubo un momento en que mis alumnos se entendían perfectamente entre ellos mientras yo no tenía ni idea de qué estaban diciendo (!), como si de pronto estuvieran hablando en polaco, por ejemplo. No les quise hacer repetir, pobres, se iban a poner más nerviosos aún...

8 comments:

  1. jajajaja
    ¡eso sí que es una profesora simpática!

    ReplyDelete
  2. jajajaja
    este me alegro la mañana..

    ReplyDelete
  3. A mí a veces me pasa que los invitados me hablan con un acento tan cerrado que hago que les entiendo pero ni papa, hija.
    Otras veces mis compañeros y yo parece que entendemos pero al final resulta que no, que hubo malinterpretaciones por todas partes, eso o que cada uno entiende lo que le da la gana, claro.

    ReplyDelete
  4. ¡Que bueno Bego!!! subtítulos

    Ja, ja, que me partoooooo!
    Eres más buena que el pan!!

    Jessi

    ReplyDelete
  5. jajajajaja contado después sí que da un poco la risa pero en el momento que te pasa te quedas fuera de juego porque no sabes muy bien qué hacer... a mí me dan penilla porque los veo que se ponen fatal y nerviosísimos.

    ReplyDelete
  6. Pero Bego,si está clarísimo!
    Mucho ánimo que solo nos queda un mes de descifrar jeroglíficos!

    ReplyDelete
  7. Juaaaaaa! Y entre ellos se entienden, es lo mejor! Si, que nervios se pasan.... Pufff!
    Me has alegrado antes de dormirme, al revés que a Jorge

    ReplyDelete
  8. muy bueno, ja ja...
    ale, a ponerte el hábito y a aprobar...

    ReplyDelete