Wednesday, 1 July 2009

Despistado

Este año los vestuarios de la piscina son una especie de vodevil. Ayer me encontré a una señora hecha una leona porque había entrado un señor que era la primera vez que iba a la piscina, o eso decía, y se quedó petrificado cuando las vio entrar (y luego se disculpó). Menos mal que su amiga era pacífica y la calmó con un "Tranquila, Manoli, que se ha equivocado", porque si no la otra se lo come con patatas. Un poco de razón para ponerse así sí que tenía la mujer porque son vestuarios comunes, como los de los gimnasios. Menos mal que ninguno se había puesto ya en bolas cuando entró el otro...

6 comments:

  1. que bueno, ja ja ja, cada vez te salen mejor las expresiones de las begobolas...

    ReplyDelete
  2. Ya lo creo, las expresiones de las caras son geniales!!!

    Jessi

    ReplyDelete
  3. Qué curioso. Me acabo de dar cuenta de que no te dibujas el bañador. ¿O si?

    Estoy yendo a la pisci también. Que gozada Bego. No quiero que me roben ni un verano más.

    Jessi

    ReplyDelete
  4. Me encanta la cara de indignación de la que se pone hecha un basilisco...
    Oye, Begoña, esta piscina es una mina de temas ¿eh?
    J.

    ReplyDelete
  5. sí, sí, la piscina es un filón, entretenidísima. y eso que yo sólo me entero de la mitad porque en cuanto me quito las gafas se borra todo...
    jessi, no, no lo pongo porque es muy difícil dibujar biquini a una bola, queda raro.

    ReplyDelete
  6. Ja, ja, jaaaa! Que filón si señor ;)

    ReplyDelete